19 de diciembre de 2013

Parque Natural del Gorbeia: Maiurelegorreta

6 de octubre de 2013

La intención de hoy no es hacer ninguna ruta montañera, sino más bien explorar los alrededores de la cueva de Maiurelegorreta aprovechando las nieblas mañaneras, pero más que niebla son nubes que han empezado a descargar una ligera, pero persistente llovizna, y creo que mis planes se van a ir al traste. Además he dejado el paraguas en el coche y la cámara corre peligro de mojarse, así que habrá que improvisar sobre la marcha.

Comienzo a caminar desde el amplio aparcamiento del área recreativa de las canteras de Murua, primero por pista, pero enseguida por una senda que discurre junto al arroyo Zubialde hasta alcanzar una surgencia, una cueva por la que salen las aguas subterráneas. Es un rincón muy bonito, pero la lluvia me va a impedir sacar la cámara, apenas un par de fotos y decido continuar ruta hacia la cueva de Maiurelegorreta, allí, además de hacer fotos y pensar en el cual va a ser el plan definitivo también me podré refugiar de la lluvia.

Musgo, rocas y hojas secas camino de Maiurelegorreta

La puerta de la cueva está abierta, pero apenas me interno unos metros, lo justo para sacar la foto de rigor y dejar constancia de mi paso por aquí. Junto a la entrada hay un abrigo natural bajo la roca, con una mesa y bancos, donde me puedo sentar un rato. Creo que la decisión es fácil, en vista de que la lluvia no parece que vaya a parar voy a recorrer una senda por la que pasé una vez con la gente del club Aldatz Gora, en una ruta que hicimos desde Barazar a Murua pasando por el Gorbea. Desde la cruz descendimos hacia el espolón de Igiñiger y desde ahí por la izquierda alcanzamos un camino que atravesaba un bonito hayedo y un no menos impresionante robledal.
 
Entre robles

En la dirección que llevo hoy lo primero que me encuentro es el robledal y más adelante el hayedo. El día nublado y la lluvia le dan un color muy especial a los paisajes de montaña y hay que intentar aprovecharlos.
 
Impresionantes los colores

Dejo atrás el robledal y el hayedo para salir a terreno despejado, a los pies del espolón de Igiñiger, hoy cubierto por las nubes. La senda lleva hacia el barranco de Dulao, dejando esta cima a la derecha y enfilando directamente hacia el collado que separa las cimas de Gorbea y Aldamín, pero esa no es mi guerra hoy, así que rodeando Dulao comienzo a descender hacia los refugios de la zona de Aldamiñape en busca del camino que me llevará de vuelta hacia las canteras de Murua.
 
Refugio entre la niebla

La lluvia sigue cayendo, pero en un momento que me da un respiro aprovecho para hacer unas fotos en una zona con unas vistosas hayas. En estas estoy cuando reparo en una pequeña mancha clara sobre las ramas secas de un pino cortado. Vaya, nunca me había encontrado con algo así y sólo por esto ya ha merecido la pena el paseo.
 
La oruga gimnasta

Aunque vuelve a llover decido tomar un desvío en el camino que lleva a la surgencia en la estuve a primera hora, voy a intentar plantar el trípode porque la zona lo merece y es una pena marcharse sin poder hacer alguna foto decente, pero la lluvia se intensifica y, aunque las copas de los árboles hacen de paraguas, cada vez que sopla un poco de aire me cae una gran chaparrada encima, así que acabo por recoger los bártulos y me apresuro a volver al coche.



f o t o s


Música de Hanson: "Mmmbop"

 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness