21 de mayo de 2012

Sierra de Gorbeia: paso de Atxuri

Hoy no me apetece meterme una gran paliza, prefiero darme un paseo tranquilo y sacar fotos. Para ello he elegido una zona que me gusta mucho ya que ofrece un amplio contraste de paisajes.

Dejo el coche a primera hora de la mañana en el aparcamiento habilitado en el área recreativa de Saldropo, a la que se accede desde el puerto de Barazar, no hay ni un sólo coche más, y comienzo a caminar en dirección hacia el conocido paso de Atxuri. Se bordea el humedal y enseguida unos carteles nos indican la ruta a seguir, aunque no hay pérdida, las marcas de pintura roja y blanca no dejan lugar a dudas.


A pesar de que hoy no me tengo ganas de sufrir subiendo, la verdad es que hasta llegar al paso de Atxuri la ruta es bastante exigente en algunos tramos, pero es una subida muy agradable. Esta primera parte del camino discurre a la sombra del bosque, hasta que nos damos de frente con una pared y ante nosotros aparece el impresionante paso de Atxuri. Superado el mismo se accede a una zona más o menos llana, muy agradable de caminar, con unas vistas inigualables de la redondeada cima del Gorbeia y de su fiel compañero, el Aldamin.


A partir de este punto pasaré el resto de la jornada caminando por la zona, sin un rumbo fijo, unas veces por sendero y otras campo a través, en busca de esos rincones ocultos, alejados de las zonas transitadas, entre hayas, tejos, helechos y refugios, que en esta zona hay muchos.



Como decía al principio es un lugar perfecto para perderse unas horas y disfrutar de la naturaleza y, como en mi caso, de la fotografía.

Para finalizar la ruta es obligada la visita al centenario tejo de Agiñalde, uno de los árboles singulares de Vizcaya. Desde este punto retorno hacia el paso de Atxuri para regresar al ahora abarrotado aparcamiento de Saldropo, signo inequívoco del magnífico día que hace. Al menos para mí, así lo ha sido.



Las Fotos

Música de Manolo García y Miguel Ríos: "Barras de Bar"

 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness