23 de enero de 2012

Arroyo Padrobaso



Comienzo la ruta en el parking de Belaústegui, dentro de los límites del parque del Gorbea. Este es un buen punto de partida para muchos de los paseos que se pueden realizar por la zona ya que en el aparcamiento siempre suele haber sitio. La pista continúa hasta la majada de Austingarmin, pero la circulación en ese tramo está restringida a los vehículos autorizados. Camino a la sombra de los Montes de Arno, cuyo punto culminante es la cima de Odoriaga.


Desde Austingarmin continúo por la pista hasta alcanzar el collado de Ipergorta, aquí abandono la pista y en un par de minutos llego a la primera cima del día, Ipergorta, aunque el objetivo de hoy no es hace cimas, pero si me pillan de camino…
Dejo atrás Ipergorta y me encamino hacia la cercana cima de Gorosteta, la cual dejaré a mi izquierda para internarme en un pequeño pero bonito hayedo que da acceso al cordal que bordea las campas de Arraba por su vertiente sur. En mi camino surge una nueva cima, Arabatxa.


Continúo por el cordal hacia su extremo este, donde se ubica la cima de Gatxarrieta, pero esta también la dejaré de lado, voy a bajar directamente hacia una zona de refugios, donde me voy a entretener un rato fotografiándolos.


A partir de aquí el agua va a ser mi compañera inseparable durante un buen rato, me dirijo al encuentro del arroyo Padrobaso. En mi primera visita a este arroyo mi objetivo fue localizar el nacimiento, un bonito rincón bajo la peña Urratxa. La segunda vez lo hice remontando el río Baias, al cual vierte sus aguas el Padrobaso, mi intención era alcanzar de nuevo el nacimiento, pero tuve que desistir debido a una caída que me produjo una fisura en una costilla, todavía me duele cada vez que me acuerdo. Así que hoy mi intención es recorrer el tramo del arroyo Padrobaso que aún no conozco.


El caudal del arroyo no es elevado, pero sí lo suficiente como para que el agua se deslice con fuerza en algunos tramos y se formen bonitas cascadas, pero permite caminar con bastante comodidad, salvo en algunos tramos donde el arroyo se encajona y los árboles caídos entorpecen el paso, pero estos obstáculos se salvan con facilidad.


Entre pequeñas pozas, saltos de aguas y remansos alcanzo un punto especial, se trata de la cueva de Lapurzulo, de las entrañas de la tierra emerge un torrente de agua con un rumor que dentro de la cueva se hace ensordecedor, pero no puedo evitar meterme hasta donde el agua me lo permite para sacar algunas fotos.


Continúo junto al curso del río en busca del punto donde sufrí la caída, una preciosa poza de agua con una bonita cascada. Este tramo resulta más complicado de andar, los árboles caídas, la maleza y la fuerte pendiente exigen un esfuerzo extra para seguir avanzando, pero finalmente alcanzo el lugar que buscaba.


Está muy cambiado ya que un enorme árbol ha caído sobre la poza, pero este el sitio. Es el momento de descansar, comer y buscar el mejor camino para continuar, en principio mi intención era seguir descendiendo el Padrobaso hasta el punto donde se convierte en el Baias, pero creo recordar que aún quedaba un buen tramo, así que decido acortar y dirigirme directamente desde el lugar en el que me encuentro hasta el menhir de Arlobi. El terreno se cubierto de monte bajo, pero no parece complicado de andar.


Finalmente así ha sido, no me ha resultado muy incómodo acceder hasta Arlobi, aunque he tenido que subir un par de buenos repechos, pero aquí estoy, junto al impresionante menhir. Desde aquí toca volver hacia Austingarmin rodeando la cima de Usategieta, siempre por terreno despejado y por buen camino, lo cual se agradece después de varias horas caminando entre ramas y roca como las cabras.


Finalmente he conseguido completar el recorrido del Padrobaso, aunque me ha costado tres salidas y una fisura de costilla. De todas formas es una ruta que tendré que repetir de forma íntegra en cuanto vuelva por aquí mi cuñado el montañero.



LAS FOTOS

Música de Al Jarreau: "Roof Garden"


EL TRACK

1 de enero de 2012

Sierra de Grumeran: Aldape (716) y Pico de la Cruz (803)


Hoy no tenía intención de salir al monte, pero al final, aunque tarde, me voy a dar una vuelta. No tengo claro hacia donde ir, pero como no me apetece meterme muchos kilómetros de coche he decidido acercarme hasta el Pico de la Cruz, situado en una zona muy agradable de caminar.

Comienzo la ruta en el collado Arbori, un cruce de pistas al que se puede acceder en coche. En la carretera que lleva de Güeñes a Galdames se toma un desvío a la derecha que lleva al barrio de Amabizkar y tras dejar atrás la ermita de San Kosme se accede al collado por una pista de cemento. Ya se que esto es de vagos, pero es que hoy… estoy un poco vago. Aparco el coche de forma que no moleste, po si pasa algún tractor, y comienzo a caminar en busca del refugio de Berenilla.




Junto al refugio me entretengo un rato haciendo fotos, pero enseguida sigo la ruta por una pista en busca de las faldas de Aldape, una tachuela en el camino, pero con unas rampas bastante respetables. Enseguida alcanzo la cima desde la que se tiene una buena vista del entorno.


Hacia abajo queda el collado que separa la cima de Aldape de Gasteran, aunque esta última se encuentra oculta entre los árboles y no es visible, lo que sí se ve es la fuerte pendiente que hay que remontar para llegar hasta ella, pero no voy a subir por ahí. Desde el collado sigo una pista que han abierto para los trabajos de construcción de una línea de alta tensión y que afea mucho la imagen que tenía del Pico de la Cruz.


Tras unos pocos metros por la pista me aparto de ella en busca de la senda que lleva hacia la cara sur del Pico de la Cruz, me dirijo hacia su vertiente más rocosa. La subida es cómoda y rápida y una vez arriba toca sentarse a comer un poco y disfrutar de las vistas hacia la sierra de Grumeran, una zona que aún tengo pendiente.


Mientras estaba en la cima ha llegado un montañero de los de verdad, su aspecto no es lo que estamos acostumbrados a ver por las cimas, no lleva ropa técnica, ni botas de monte, ni mochila ni bastón, pero al llegar a la cima me ha saludado, se ha sentado, se ha liado un “peta” tamaño DINA4 y se lo ha fumado como un campeón, lo que yo decía, un montañero de los de verdad.


Dejo atrás la cima y me dirijo hacia el “bonito” tendido eléctrico que han decidido plantar en la zona. Voy dirección a la cima de Gasteran, pero no llegaré hasta ella, me han llamado por teléfono (maldita cobertura) para comunicarme que esta tarde tengo un compromiso familiar, así que toca apresurar el paso para volver al coche, lo cual no quita para que me tome mi tiempo para hacer unas fotos.


Toca deshacer el camino andado, pero desde el collado Aldape, en lugar de volver a subir el Aldape lo voy a rodear siguiendo la pista que lleva hasta el refugio de Berenilla. Al final creo que me he dado demasiada prisa y aun tengo algo de tiempo para pasearme junto al refugio y tomar unas últimas fotos. Aunque ha sido una ruta improvisada la verdad es que ha resultado muy agradecida, aunque al final haya andado con prisas.



LAS FOTOS

Música de Belle & Sebastian: "I Want The World To Stop"



EL TRACK


 

Perdido en las alturas © 2008. Chaotic Soul :: Converted by Randomness